Viajes de novios

viajes de novios

Cuando se piensa en viajes de bodas muchas veces se piensa en un destino que deberá marcarnos para toda la vida. Queremos ir a un lugar inolvidable porque nos hacemos la idea de que debe ser especial.

Además para muchos comprende una oportunidad única, dado que suman los días de permiso por matrimonio a unos cuantos días de vacaciones. Así se vuelve toda una tentación hacer un viaje diferente.

Los destinos soñados para viaje de bodas varían. A muchos les hace ilusión salir a ver el mundo, tomar distancia de su cultura. Encontrar nuevas formas de comunicación. Disfrutar a lo grande. Y qué mejor ocasión que hacerlo con la persona amada. Qué mejor ocasión que hacerlo inmediatamente después del matrimonio.

Si pensamos en viajar a Norteamérica deberemos tener en cuenta el tiempo del que disponemos. Lo ideal sería hacer un viaje que incluya Canadá, Estados Unidos y México, sería el viaje perfecto, desde luego, tanto por la riqueza cultural de aquellos países como por la diferenciación que hay entre los tres. Habrá que ponernos manos a la obra para ver de aquellos destinos qué es lo que nos entusiasma más, como para poder comenzar a hacer nuestros planes en torno al lugar elegido.

Vancouver, Quebec, Toronto o las cataratas del Niágara, son destinos donde está asegurado pasarlo bien, lo mismo que en Estados Unidos, tenemos Nueva York, San Francisco Y por qué no Hawái si lo que queremos es descansar. En tal sentido podemos incluir también Miami, Los Ángeles o Washington, la capital, también Las Vegas si os apetece un poco de diversión nocturna. Y si queda fuerzas completar el destino con un viaje a México DF, o tal vez mejor será con alguna playa como por ejemplo Cancún, o Acapulco donde la diversión estará asegurada.

El orden en que hagamos ese viaje dependerá de muchos factores. Si hubiera que elegir dos destinos sin duda habría que elegir Estados Unidos y México dadas las diferencias que existen entre uno y otro. Para ver los contrastes. Para disfrutar también de ambos destinos y ver las diversidades que hay entre uno y otro. Y si de estos destinos hubiera que elegir dos ciudades para absorber todo esto que venimos diciendo, Nueva York y México DF serían los lugares ideales. Si el viaje solo está pensando hacerse entre Canadá y Estados Unidos Toronto no es una mala opción podéis ir primero a Washington y luego a Toronto, incluso en coche. Opciones a barajar hay muchas. Lo importante será lo que se suele hacer en viajes largos y es llevar todo un plan estructurado de lo que se va a hacer en qué día concreto, tener en cuenta las monedas que se podrán cambiar en el aeropuerto o antes de viajar también en algún banco. Pensar en las formas de transporte y los tipos de hospedajes que hay, teniendo en cuenta el presupuesto con el que contemos para ese destino. Es cierto, tiene que gustar mucho Norteamérica para elegirlo como destino de viaje de bodas pero la diversión y la aventura están aseguradas.